PRANAYAMA, la respiración que cura

En el mundo físico, la nariz tiene dos lados, un lado derecho y un lado izquierdo; generalmente, usamos ambos lados para inspirar y expirar…Respirar. En la realidad física/espiritual, ambos lados son muy diferentes y por consiguiente tienen funciones diferentes; la derecha representa al Sol y la izquierda a la Luna.

Las personas que suelen respirar por el lado izquierdo de la nariz, se enfrían mas rápidamente. Mientras que quienes respiran por la fosa nasal derecha son de cuerpos calientes y activos, lo que influye, definitivamente, en su forma de vida.

El Pranayama identifica al lado nasal derecho con el ‘calor’ – representado por el Sol-, de modo que este lado del cuerpo se calienta mas rápidamente, mientras que el lado nasal izquierdo es en el que reconoce al ‘frío’ y es representado por la Luna. Como prueba de esto, durante un dolor de cabeza, pruebe a cerrar la fosa nasal derecha y utilice la izquierda para respirar. Dentro de unos cinco minutos aproximadamente, el dolor de cabeza deberá desaparecer. Mientras que si su estado es de cansancio y de estrés, entonces debe hacer lo contrario; es decir, bloquear la fosa nasal izquierda y respirar sólo por la vía nasal derecha. En unos momentos con este ejercicio su mente se sentirá aliviada.

Preste atención, en el momento de despertar y logre reconocer de qué lado usted respira mejor, del lado derecho o del izquierdo? … Si es por la izquierda se sentirá cansado/a. A continuación, cierre la fosa nasal izquierda y utilice la derecha para respirar, se sentirá aliviado rápidamente.

La historia cuenta que la amiga de una amiga solía tener fuertes dolores de cabeza y siempre acudía al médico para consultarse.

“Hubo un tiempo en que sufría dolores de cabeza literalmente todas las noches, le molestaba la luz y los ruidos, sintiéndose prácticamente incapacitada para sentirse bien. Su vida se equilibraba a base de medicamentos, los que con el tiempo se hacen casi inmunes al cuerpo. Un día decidió probar con esta terapia de respiración, se tapaba el lado derecho de la nariz y respiraba por el izquierdo. En menos de una semana el dolor de cabeza desapareció. Continuó el ejercicio durante un mes, alcanzando excelentes resultados”.

Esta terapia alternativa natural y sin medicamentos es algo en lo que ya se tiene experiencia comprobada. Haz la prueba, nada pierdes. Pero un cosa, debes ser constante para obtener resultados!

Revista NUEVAERA