Merecimiento, la prosperidad del ser

Cualquier cosa relacionada con la conciencia necesariamente está en actividad, y al ponernos en contacto con ésta se pone en movimiento un sistema que nos hace participes de ciertos procesos que existen para establecer equilibrio en nuestras vidas. Comprenderlos nos ayuda a facilitar que nuestra consciencia de merecimiento se convierta en abundancia y prosperidad.

El experimentar el contacto con la vida, y la integración de la verdad y el amor en nuestra vida por medio de la energía, nos despierta a un nuevo nivel de consciencia en el que, además del merecimiento, nos ponemos en contacto con la intuición, y a través de ella nos volvemos conscientes de cómo funcionan los procesos por medio de los cuales manifestamos nuestra realidad.

  • El hecho de tener algo bueno no tiene nada que ver con el merecimiento. Lo que lo obstaculiza es la falta de disposición para aceptarlo. Acepta lo bueno, independientemente de que parezca que no lo mereces.

Merezco lo buenoLa manera más sencilla de permitir que nuestra Consciencia de Merecimiento se traduzca en abundancia y prosperidad, es actuar coherentemente, sincronizar nuestros pensamientos, palabras, emociones y acciones.

Esto se logra fácilmente cuando al percibir la inspiración que brinda nuestra intuición (fruto de nuestro recién adquirido más elevado nivel de consciencia), procedemos a asimilarla tan pronto como podamos, para poder expresarla de la manera más fiel posible, mediante acciones que beneficien a todos.

A partir de ese momento, desde la conciencia de merecerlo todo, podrá elegir que desea manifestar en su vida, sea prosperidad financiera, bienestar emocional y/o bienandanza. Y lo mejor, es que puede pedir tener tanto como crea merecer. Es su derecho de nacimiento.

En adelante, al hacer lo que decida hacer, sea de corazón y con convicción.

YO MEREZCO

Sólo por ser persona merezco amor, merezco ser amado como soy, con todas mis características personales y mis altibajos, merezco amor y merezco perdón porque he nacido para ser feliz y para tener de la vida lo mejor.

En este momento me perdono cualquier evento, circunstancia, comportamiento o acto del pasado que me pueda generar cualquier sentimiento diferente al merecimiento y al amor, me perdono para siempre y lo hago con infinito amor porque yo me amo y me acepto profundamente como soy; así como me perdono siento cada vez más y más amor por mí y por cada ser humano en el planeta.

Puedo ver el ser humano perfecto que soy y agradecer a mi ser supremo por darme la capacidad para verme como una persona completa y merecedora de todas las cosas buenas que la vida tiene para cada ser humano.

A partir de ahora sabré en el fondo de mi corazón y para siempre que merezco con total apertura toda la abundancia, amor, salud, alegría, placer, riqueza y felicidad que hay en este universo ilimitado y generoso, lo merezco y lo declaro hoy con amor y aceptación, con mi corazón lleno de gozo esperando lo mejor en mi vida, abriendo las puertas de mi corazón para dejar entrar en él el amor y la abundancia que merezco. (http://www.creaturealidad.com/blog/el-merecimiento-una-oracion/)

 

Merezco todo lo bueno

En mi fluye lo bello, lo verdadero, lo sincero y honesto. Desde este momento entro en el campo de la Consciencia Universal para confirmar mi abundancia, mi prosperidad y el generoso suministro, que acepto porque me lo merezco.

Soy digno y merecedor de todo lo bueno.

En mi mente gozo de una libertad total.

Me libero de las limitaciones impuestas por mis padres, los amo y puedo ir más allá que ellos.

No respondo a opiniones negativas ni a creencias restrictivas de la sociedad en la que vivo. Penetro ahora en un espacio de conciencia, donde estoy dispuesto a verme a mí mismo de una manera diferente. Ahora sé y afirmo que soy una y la misma cosa con el próspero poder del Universo. La totalidad de las posibilidades se abren ante mí.

  • Me amo y me acepto tal cual como soy.
  • Merezco la vida,
  • Merezco el amor,
  • Merezco salud,
  • Merezco la libertad de ser lo que soy capaz de hacer.
  • Merezco todo lo bueno.

El Universo está más que dispuesto a manifestar mis nuevas creencias y yo acepto esta abundancia con júbilo, placer y gratitud, porque me lo merezco, lo acepto y sé que es verdad.

#RevistaNUEVAERA

 

Fuente: http://www.prosperidaduniversal.org/plenitud/autoestima/el-merecimiento/