Biomagnetismo, sus métodos y técnicas

Los japoneses Facuda y Yasuda, físico y ortopédico, en 1953 fueron los primeros en demostrar en conejos, los efectos piezoeléctricos del hueso y la colágena, cuando estos son sometidos a una compresión mecánico o a una corriente eléctrica.

En 1962, Bassett, Becker, Shamos, junto a un equipo de científicos confirmaron las propiedades piezoeléctricas en el hueso viviente y subrayaron que los potenciales son negativos en el área de la compresión y positivos en el área de distracción.

En 1968, Anderson y Ericsson agregaron los potenciales de corriente de flujo, llamados también electroquinéticos, presentes en los huesos vivos y húmedos. Esta corriente provoca una diferencia de potenciales en la dirección del flujo de los distintos fluidos que tienen iones.

El Dr. Richard Broeringhmeyer logro la medición de los polos biomagnéticos generados por la concentración anormal de hidrogeniones en forma externa, cualitativa e indirecta, por medio de la resonancia energética de campos magnéticos de mediana intensidad que nos permite saber de inmediato la presencia de los polos biomagneticos, así como su polaridad específica.

Los estudios que abarcan desde la antigüedad a los tiempos actuales, han permitido la aplicación directa de campos magnéticos en beneficio de la salud humana, desarrollándose diferentes métodos y formas de uso, entre los cuales podemos citar los siguientes:

Método del Dr. H. L. Bansal.- De acuerdo a lo enseñado por este médico indio, existen cinco métodos de aplicación según el área del cuerpo a tratar. La ubicación de los imanes es, principalmente, en manos y pies. Estas aplicaciones tienen cierta lógica dado que en el interior de las manos están los puntos de Acupuntura de los pulmones, pericardio, y corazón , y por el exterior de las extremidades de los dedos están los puntos del intestino grueso, triple calentador e intestino delgado. Por su parte, en los pies, por la parte interior y superior, están los puntos del bazo, riñones e hígado , el estómago; y por el exterior la vejiga y la vesícula biliar.

Método del Dr. Philpott.- Postula que la aplicación del Polo Negativo (-) es la más adecuada para toda sanación, debido a que induce el cuerpo hacia la alcalinidad, en oposición al polo positivo (+) que induce hacia la acidez, causa de todas las enfermedades. Por lo tanto, la aplicación del polo negativo es recomendada indiscriminadamente. Además, recomienda la aplicación de magnetos como un método preventivo contra las enfermedades. Según Philpott, con ello se logra mantenerse bien tanto física como mentalmente.

Método de A. Roy Davis & Walter C. Rawls Jr..- Estos doctores han realizado en sus laboratorios las experiencias más serias y científicas en cuanto a la aplicación de los imanes. Inclusive hicieron experimentos con semillas, plantas y animales aplicando cada polo por separado y verificando los efectos. Utilizaron magnetos entre 2.000 y 3.000 Gauss.

Basado en lo anterior, establecieron los procedimientos para la aplicación de los magnetos y de lo beneficioso de beber agua magnetizada, corroborando las experiencias que a este mismo efecto ya hicieran los rusos. Las aplicaciones son muy similares a las del Dr. Philpott.

Método del biólogo científico Roger Coghill, este investigador es miembro de la Asociación Bioelectromagnética Norteamericana y fundador del Instituto de Magnetoterapia. En 1966 su Laboratorio organizó el primer Congreso Mundial de Magnetoterapia. Ha recopilado y realizado importantes experiencias acerca de la contaminación producido pos los campos electromagnéticos artificiales de los artefactos domésticos. Las aplicaciones son muy similares a las anteriores.

Método del Dr. Peter Kulish.- Similar a los anteriores, recomienda la ingesta controlada de los oligoelementos, tan necesarios para la salud, beber agua magnetizada y, además, establece la búsqueda de la enfermedad de la siguiente manera: se coloca al paciente sobre una camilla, mientras un ayudante le sostiene los pies y enseguida se hace la prospección del cuerpo con el Polo Negativo (-). Donde se produzca un acortamiento de la pierna se considera que éste es un punto enfermo. Luego, debe testearse todo el resto del cuerpo con el Polo Positivo (+) hasta encontrar el punto donde se restablece la elongación de la misma pierna. Entonces se deja allí este imán. Ambos imanes deben permanecer por 15 minutos. Intensidad: sobre 2.000 Gauss.

Método del Dr. Goiz.-  En el año 1988 el doctor Isaac Goiz Duran, descubrió el primer Par Biomagnético, el cual consistía en que al entender el comportamiento energético del virus primero teóricamente y después prácticamente, que los virus deben tener un órgano especifico polarizado hacia la acidez, que los soporte y que este en resonancia energética y vibracional con otro foco Biomagnético de polaridad contraria, aunque de la misma intensidad en donde se establece una bacteria que le fabrica una muco-proteína especifica que lo hace patógeno, de ahí que si la persona infectada no posee dicha bacteria pues simplemente no puede desarrollar la enfermedad.

Este fenómeno dio pie a una investigación de ocho años que culmino con el entendimiento formal del comportamiento viral y junto con él, el entendimiento del comportamiento vibracional de las bacterias y llego a completar la información que le permitió entender el comportamiento de todos los microorganismos que soporta el ser humano, dándole el nombre de “Par Biomagnético Medico”.

#biomagnetismo #revistanuevaera